miércoles, 23 de abril de 2014

MANUEL LORENZO VIDAURRE

La vocación integracionista del Perú es antigua. El Incanato constituye un esfuerzo por asociar en torno al Cuzco a diversos conglomerados que abarcan del sur de Colombia a Chile y el norte de Argentina. El Virreinato aglutina no menos de cinco países. La independencia facilita la convergencia de los tercios de San Martín y Bolívar  y Lima -de facto- pasa a convertirse en la capital de Suramérica. En la hora del Congreso Anfictionico de Panamá un peruano -José Faustino Sánchez Carrión-  suscribe la convocatoria. La delegación peruana  presenta. a dicha asamblea,  las propuestas más audaces que defienden José María Pando y Manuel Pérez Tudela así como el personero cuya biografía se reseña en la presente nota. Nos referimos a Manuel Lorenzo Vidaurre.


Se trata de un limeño nacido en 1772. Cursa Derecho en la la Universidad Mayor de San Marcos. En sus aulas ejerce la docencia. El capítulo relevante en su trayectoria es en Panamá. Somete a discusión de las diversas delegaciones el proyecto de Pacto de Unión de los Estados suramericanos. Implica dotar a las bisoñas repúblicas de una sola estructura jurídica e institucional, es decir, brega por una federación de Estados con indisolubilidad del vinculo y mercado común. Este supone abolir las aduanas, proscribir la guerra, FFAA mancomunadas y el arbitraje obligatorio para resolver eventuales litigios. Junto con lo anotado brega por la ciudadanía continental, la homogeneidad de la legislación así como transformar Panamá en Distrito Federal.

Alerta en torno a los colonialismos. Lo preocupa la presencia rusa en Alaska, la amenaza de la Santa Alianza y la gravitación de  EEUU en el Caribe. La doctrina Vidaurre supera en esta esfera a la proclamada por James Monroe. Con visión se opone a la fundación de Bolivia porque implica desmembrar al Perù. Al frustrarse el Congreso de Panamá regresa al país de origen, sintiéndose aislado e incomprendido. Al constituirse la Confederación Perú-Boliviana adhiere al mariscal Santa Cruz. Es designado plenipotenciario en Ecuador. Padece, después de Yungay, represalias de Gamarra. Se le exonera del Poder Judicial. Muere en 1844. Deja como legado su lúcida actuación en el Istmo, abundante obra escrita y  militancia iberoamericanizante inspiradora.

martes, 22 de abril de 2014

EL PAGO DE CHILE

Enseñé que esa socorrida frase se origina en el nombre de un cuadro famoso. En la tela –según mi versión-  aparece un veterano de  la Guerra del Pacifico con su uniforme en harapos y la mano extendida suplicando una moneda. Sin embargo, la expresión antecede al conflicto bélico con Perú y Bolivia (1879-1883). Ahora la encuentro anotada en misiva remitida, a sus hijos,  por el exacanciller Antonio José de Irisarri a sus hijos (1863) advirtiéndolos de la ingratitud criolla que identifica como “el pago de Chile”.


El dicho, según indago,  se origina durante la Colonia. Las remuneraciones para el personal civil y militar de la Capitanía General de Chile proviene del Virreinato del Perú. Las remesas se efectúan vía marítima. Están sujetas a retardos a causa de tempestades, a pérdidas por naufragios o asalto de piratas. Tardanzas y extravíos se atribuyen a supuesta ingratitud de los funcionarios virreinales para con quienes con abnegación, en el extremo austral del Nuevo Mundo, se juegan “vida y hacienda” por la Corona

AQUILES VERGARA VICUÑA


El domingo 10 de marzo de 1968 -en La Paz- fallece a los 72 años Aquiles Vergara Vicuña. Han transcurrido tres décadas y perdura el recuerdo de este militar chileno -oficial de Artillería- que alcanzara el generalato en el Ejército de Bolivia. A nadie debiera sorprender el dato, pues en la Guerra del Chaco (1932-1935) participa no menos de un centenar de criollos. La mayoría había intervenido en política a horcajadas del alessandrismo "del año 20" y, sobre todo, del ibañismo y del grovismo. Emigran, damnificados por sucesivas purgas que vulneran a las FFAA. En la república vecina se justiprecia la competencia de aquella legión de soldados que, en el fragor de los combates, convierten al país de Andrés Santa Cruz y de Eduardo Abaroa en su segunda patria. Este, en retribución, les tributa sincera gratitud. Algunos -como el personaje que hoy evoco- están sepultados, con rango de héroes, en suelo boliviano.

El general Vergara -nieto de Benjamín Vicuña Mackenna y vinculado a una familia de linaje castrense- nace en Viña del Mar el 12 de junio de 1895. Aquí desempeña tareas propias de su oficio y también misiones diplomáticas y ministeriales. En Bolivia -amén de intervenir en la contienda- redacta la Historia de la Guerra del Chaco (seis volúmenes) y varios textos que contienen sus tesis geopolíticas y geoestratégicas. Estas postulan poner fin al encierro que padece la república altiplánica. Con ello -sostiene- se suprime el crónico stress diplomático, se congela el armamentismo y se descarta un eventual ataque tripartito a Chile... Sin duda un enfoque interesante que el autor -ducho en ciencia militar- Documenta en la obra "El mar: nexo de paz entre Chile y Bolivia". Hoy, con motivo de un nuevo aniversario de su muerte, simbólicamente, sobre su tumba ubicada, en el Mausoleo de los Beneméritos de la Patria, se deposita un copihue como homenaje.

ENGREIMIENTO Y AUTODENIGRACION


“Si es chileno es bueno” reza una consigna. Sin embargo, en el reality show cotidiano se prefiere lo importado, porque lo criollo se estima inferior. El proceso comienza en  la escuela básica cuando se pasa lista y la maestra se detiene embobada ante un apellido europeo. En medio del silencio reverente consulta al alumno “¿de qué país es originario?” y “¿cómo se  pronuncia?” . De inmediato se le confiriere a quien  es retoño de inmigrantes –como se dice ahora- un “plus” que lo hace superior al resto. Aquella obligada liturgia es el rito de iniciación del eurocentrismo. El criollaje en su afán arribista entonces se engringa vía nombre y eso explica el torrente de Jonathan y de Karen...

Un médico con apellido europeo registra éxito per se. En aula una bibliografía erizada de títulos franceses, ingleses y alemanes es juzgada superior a otra que indica obras de autores españoles e hispanoamericanos. “Facha” agringada abre puertas. Al contrario,  estampa mestiza las cierra. El morenoide debe demostrar competencia mientras al gringo se le supone apto. Ese status adscrito le da mayor puntaje para ocupar cualquier cargo. Ello es casi horripilante en el ámbito de las funciones secretariales. Allí los concursos exigen “buena presencia”. En virtud de la campaña contra la discriminación consulto ¿acaso no es discriminatorio ese “requisito”?

Esta “cocalización” es aplastante. Tanto que en las Universidades y colegios –no ahora, sino desde siempre- se enseña como Historia Universal lo que es Historia de Europa. Ello es eco académico de una sociedad que vive de rodillas ante lo europeo. Acto seguido en virtud de ese mismo arribismo se proclama: “Chile es una república europea a diferencia de países aindiados como Bolivia o Perú”. Se evita, cuidadosamente, en el truco, la comparación con Argentina. De allí nace nuestro etnocentrismo que  –oh, paradoja- es autodenigratorio y  favorece el aislamiento, desdeña la integracion y aplaude las alianzas con megapotencias. En esencia pura chatura servil.

lunes, 21 de abril de 2014

"ESTE PAIS"

La frase suena a desprecio o desencanto. Encierra "quiebre de motivación de pertenencia". Es un lugar común que manejan "muy priscos" - entre otros- los miembros de la clase política. Parecen príncipes austriacos fastidiados de la ordinariez de una república "sudaca". La "gente linda" del siglo XIX - aquellos trasplantados descritos por Alberto Blest Gana- la difunden. Al regresar de París se sienten desadaptados. No empalman con el terruño atrasado y mestizo. Entonces la pronuncian con desdén. Hoy se usa de "capitán a paje".

Como adversarios del fatalismo juzgamos posible erradicar ese deprimente giro del discurso. A la locución de marras, síntoma de complejo de inferioridad, se debe replicar con beligerancia "Nuestro país”. Quienes nos cuestionen, pues usen la expresión "El país...”, pero luz roja a aquello de "Este país..." No se trata de implementar un complejo de superioridad, sino simplemente de recuperar la normalidad psíquica que pasa por aceptarnos tal cual somos, es decir, hijos de Chile que amén de territorio es patria.


EL MODELO JAPONES: ALGO MAS


Se bosquejó la trayectoria del Japón como paradigma para el III mundo. Ello en orden a superar el rezago y evitar la explotación del imperialismo. Añádase que escoge el modelo capitalista de desarrollo en un contexto que fomenta la estructura productiva fabril y también -con igual celo- la identidad nacional. La revolución mitsú -jamás estudiada en aula porque son eurocéntricas- es un proceso de modernización impuesto -repetimos- de modo vertical, de arriba a abajo, Se sepulta el shogunato imponiéndose rìgida disciplina social sobre dos pivotes: las FFAA y el empresariado. Sobre la pirámide el mikado opera como árbitro  entre los actores y unanimemente se le juzga símbolo del Imperio del Sol Naciente. La China de entonces -perpleja ante la irrupción de Occidente- opta por acentuar el hermetismo. Fracasa y es víctima de sucesivas agresiones.

Si el pueblo sioux logra  resistir -por algún tiempo- a las tropas de EEUU es por los Winchester que obtienen de contrandistas. Los permutan por pepas de oro. Sin embargo, no fabrican ni rifles, ni pólvora ni municiones. Eso explica que a  pese al heroìsmo y la astucia son exterminados. El influjo modernizador de Lautaro -culturalmente mestizo porque vive en el recién fundado Santiago de la Nueva Extramadura- occidentaliza lo castrense.  Así  introduce  la táctica, la  estrategia,  el espionaje  y  el contraespionaje,     la caballería y hasta el uso de armas de fuego. Su influjo es enorme, pero "flor de un día". Arcaicos hábitos, vocación disgregadora y concepción de "patria chica" de sus paisanos lo privan de piso. Pese a las derrotas iniciales los soldados de Carlos V y de Felipe II terminan por retomar la iniciativa y los vencen. En otra esfera está la Rusia zarista que apoyada en la ferrovía, el fusil de repetición y el telégrafo barren a los mongoles.

Japón -igual que en su  momento la rustica Rusia de Pedro el Grande- ya con la visita de la flota de Perry se percatan que el autoenclaustramiento es un conranegocio ante el podería de Occidente. Este se manifiesta en buques metálicos y a vapor y piezas de artillería. Tokio reacciona igual que el zar y se empeña en sustituir la artesanía y la manufactura por la industria, Despacha becarios a aprender -si, a aprender y no a imitar modas- los métodos que Europa y EEUU usan para dar "el gran salto adelante". Regresan y son dotados de plena autoridad y de mano de obra barata y sumisa. El archipélago se da a si mismo, como diría Ortega y Gasset, "un proyecto de vida en común, un dogma nacional". A poco andar en 1905, en guerra, pone de rodillas a una potencia europea. Así comienza la rebelión del III mundo. Los pueblos de color -al decir de Spengler- sacuden el yugo y superan la inferioridad que denunciara -sin ser escuchado ni leído- Francisco Antonio Encina  (*). 

Pabellòn de Japón y de China; ambos países, con un siglo de diferencia
superan el subdesarrollo y la dependencia.
Hoy China ensaya los dos modelos, para lograr el desarrollo.   "No importa-manifiestan los líderes- que el gato sea blanco o negro. Lo sustantivo es que cace ratones". Crece el pais de Mao casi al 10% anual de modo sostenido. Controla la natalidad, impone disciplina y nutre a la población de mística. La industria se perfecciona y despacha al mercado mundial un torrente los artículos. Tiende redes de contacto y genera alianzas estratégicas. La Guerra del Opio es un aleccionador recuerdo y el Celeste Imperio vuelve a convertirse en  potencia. La Gran Muralla hoy es  un recurso turístico. Basta con FFAA premunidas de armas termonucleares. El mismo Vietnam se sacude de ideologismos y galopa por el sendero que traza Japón con su revolución mitsú. Lo mismo podemos comentar de los pequeños dragones del Asia meridional (Corea, Singapur, Taiwan, Malasia...) Suramérica debe aprender de ese Oriente que, cartograficamente, es Occidente. 

===============
(*) ver "Nuestra inferioridad económica"  






MICHIMALONCO: SOMBRAS Y LUCES

Es el cacique picunche del valle donde Valdivia funda Santiago. Antes ha pactado su incorporación al Incanato. El Cuzco -como se sabe- extiende su tuición hasta la ribera norte del Maule. Al sur esta Arauco que opone resistencia -hasta ese instante exitosa- al proceso expansivo quechua. Los conquistadores -recién radicados, todos jóvenes, solteros y sin prejuicios raciales-  despojan de mujeres jóvenes a los clanes nativos del entorno. Mientras tanto edifican residencias privadas y edificios públicos con mano de obra aborigen. Estos factores originan el asalto y destrucción de Santiago el 11 de septiembre de 1541. Entonces surge como heroína Inés de Suárez.

Los conquistadores reconstruyen la ciudad. Con los picunches negocian la paz y establecen pautas de cooperación. Michimalonco se incorpora al Estado Mayor del Capitán General. Participa en la  campaña de. la Araucanía. En Tucapel cae abatido. Su pueblo  provee de tropas auxiliares a España. Destacamentos de exploradores y flecheros se incorporan a los tercios de Carlos V. Conocen el territorio y son ellos quienes detectan y liquidan a Lautaro a orilla del Mataquito. La ofensiva mapuche, por acefalía, se desmoraliza y repliega. Aun más, los primeros santiaguinos y, por ende, los protochilensis somos iberopicunches, es decir, mestizos y no “los ingleses de América del Sur”.